Micropigmentación y Tatuajes

Micropigmentación: Es una técnica en la que se usa una maquina que hace una pequeña “ herida ” en la superficie de la segunda capa de la piel (dermis) al tiempo que introduce un pigmento natural para que se fije el color deseado en la piel.
La micropigmentación es temporal ya que el pigmento natural es más volátil, por lo cual el cuerpo lo va eliminando con el paso de los años y el sol también lo degrada. Además al estar tan en la superficie cuando la piel se va regenerando, también expulsa este pigmento.

Tatuaje: Técnica que se realiza mediante una maquina, esta hace una pequeña “herida” en la mitad de la segunda capa de la piel (dermis) al tiempo que introduce un pigmento más consistente.
El tatuaje se queda fijado para siempre en la piel tanto por la profundidad a la que se introduce el pigmento como por el tipo de tinta, ya que sus moléculas son mucho mas grandes y sólidas y nuestro cuerpo no es capaz de eliminarlo, por lo que como no nos molesta en el cuerpo, ahí se queda.

¿Por qué no se puede realizar la micropigmentación con tinta de tatuaje?
Esta pregunta es muy común, ya que a todos nos gustaría que la micropigmentación nos quedase para siempre… Pero la respuesta es:
La tinta de tatuaje al ser más densa que la de micropigmentación, con el paso de los años siempre se engrosa un 20%, con lo cual puede que en el primer momento quede bien, pero con el paso de los años tendríamos algo totalmente diferente a lo que deseábamos. Además de que puede que con los años cambien las modas y podemos cambiar de opinión sobre lo que nos queda mejor o peor con nuestros rasgos faciales.

La conclusión es que al fin y al cabo las únicas diferencias que hay entre el tatuaje y la micropigmentación es la profundidad a la que se aplica el pigmento y el tipo de tinta usado.